Políticos Milicianos

Problema:

En el actual sistema español con una política profesional en la que un gran número de representantes se dedican exclusivamente a ella como su única fuente de ingresos oficial, éstos se convierten en víctimas de su propio sistema y se genera dependencia de los ingresos políticos. El hecho de que personas dependan únicamente de los ingresos de la política y no sean reciclables para la vida laboral normal genera un sistema endogámico que abre las puertas a la corrupción de mayor o menor envergadura. Además, se genera un distanciamiento entre los representantes y los representados. Ejercer a tiempo parcial una profesión u oficio permitiría a los políticos mantener la cercanía necesaria con la realidad social y económica del ciudadano de a pie. Aparte del ahorro económico que supone un sistema miliciano, éste brinda a muchas personas la posibilidad de dedicarse a la política, de la que hoy están excluidas. Un parlamento compuesto por personas activas en las diferentes profesiones y oficios puede en muchos casos prescindir de las comisiones externas, asesores y gremios de expertos que hoy en día vacían las arcas del estado. La política es una de las dedicaciones más dignas, y ha de recuperar el prestigio y el respeto que se merece. Evidentemente la dedicación a la labor política aumenta según el nivel en el que se ejerza la misma. La experiencia en España y en otros países demuestra que a nivel municipal la dedicación legislativa puede variar entre un 10 y un 30% mientras e a nivel autonómico se acerca a un 20 a 40% y a nivel nacional puede llegar a un 40 a 60%. Esto depende, por un lado, del tamaño del municipio y por otro de la propia labor según las comisiones a las que pertenezca el representante.

Propuesta:

A todos los niveles del estado, los órganos legislativos han de estar compuestos por personas que se dediquen básicamente a su profesión u oficio y ejerzan la actividad política a tiempo parcial. Por supuesto, la labor parlamentaria y en las comisiones ha de ser remunerado de acuerdo a unas dietas que fijarán los respectivos parlamentos. Obviamente, es distinta la situación de los políticos en los órganos ejecutivos. Para los miembros de los gobiernos autonómicos y del Estado es necesario que se dedique a tiempo completo y sólo generen ingresos de su sueldo como políticos. A nivel municipal hay que diferenciar entre los distintos tamaños de los ayuntamientos y fijar según este criterio el número de los políticos profesionales que deben componer los distintos gobiernos.

A nivel nacional

Serán de dedicación exclusiva y con derecho a sueldo los miembros del Gobierno así como los miembros de las Diputaciones Permanentes de ambas Cámaras (un máximo de 21 miembros en cada Cámara). Todos los demás Diputados y Senadores percibirán dietas adecuadas y podrán ejercer libremente su profesión u oficio. Las sesiones parlamentarias han de concentrarse en cuatro períodos ordinarios de sesiones y las cámaras han de publicar las listas de intereses de los Diputados y Senadores en las que se recogerán su profesión u oficio, mandatos (remunerados o no) o afiliación a asociaciones u organizaciones así como aquellas tareas extraordinarias por las que perciban un honorario superior al Salario Mínimo Interprofesional.

A nivel autonómico

Serán de dedicación exclusiva y con derecho a sueldo, exclusivamente, los miembros del gobierno autonómico. Los diputados autonómicos percibirán dietas adecuadas y podrán ejercer libremente su profesión u oficio. El parlamento autonómico fijará las sesiones parlamentarias de modo que sean compatibles con la dedicación parcial a la vida laboral ordinaria. Asimismo publicará las listas de intereses de los Diputados en las que se recogerán su profesión u oficio, mandatos (remunerados o no) o afiliación a asociaciones u organizaciones así como aquellas tareas extraordinarias por las que perciban un honorario superior al Salario Mínimo Interprofesional.

A nivel municipal

Los Alcaldes y Concejales de municipios de menos de 50.000 habitantes y los miembros de las Asambleas Municipales, ejercerán su mandato a tiempo parcial, percibirán dietas por su labor política, que serán fijadas por las respectivas Asambleas Municipales o los vecinos, y podrán ejercer libremente su profesión. La Asamblea Municipal será el órgano legislativo, excepto en los municipios con menos de 5’000 habitantes, en los cuales la competencia legislativa municipal la ejercerán los vecinos en régimen de concejo abierto. La Asamblea Municipal publicará las listas de intereses de los Diputados en las que se recogerán su profesión u oficio, mandatos (remunerados o no) o afiliación a asociaciones u organizaciones, así como aquellas tareas extraordinarias por las que perciban un honorario superior al Salario Mínimo Interprofesional.

Repercusión:

A pesar de lo impactante que parezca esta propuesta, en la realidad actual española ya existe este concepto de políticos milicianos a nivel municipal e incluso autonómico. Llevando el concepto también a nivel estatal aseguramos que la legislación sea hecha por políticos que, al estar en pleno proceso laboral regular, entiendan mucho mejor las necesidades de la gente y la realidad socioeconómica. Esto indudablemente, llevará a restablecer la confianza en la política y a recuperar la dignidad que a esta le corresponde, evitando el distanciamiento y la crispación que existe hoy entre la clase política y los ciudadanos.
La posibilidad de seguir ejerciendo su profesión u oficio durante el mandato garantiza que el parlamentario pueda finalizar o interrumpir su labor política sin que esto le suponga un desastre económico. De este modo se evita la práctica actual de crear cargos ficticios a cuenta del erario público para compensar a aquellos políticos que no sean reelegidos en sus puestos.

¿Cómo implementar la propuesta?

Para implementar el modelo de políticos milicianos remodelamos los siguientes artículos de la Constitución: 67.2, 71.4, 73.1, 78.5 y 140.

pdficon_largeConstitución Española según Reforma13

16 Responsesso far.

  1. Sobre el Régimen de Concejo Abierto.
    Tanto el régimen de Concejo Abierto y el de listas abiertas ya lo hemos experimentado en el medio rural en España desde la Constitución del 78. Los municipios de menos de 250 habitantes lo segundo y los de menos de 100 habitantes lo primero. La experiencia ha sido dispar en ambas variables. La experiencia de listas abiertas en municipios pequeños ha sido muy enriquecedora. Se conoce a los candidatos y los vecinos siempre aciertan, está en el ayuntamiento aquellos que consideran más capaces o que les dan más confianza. Coincido por tanto en que a nivel municipal es una posibilidad más que real, contrastada, aplicada y que garantiza la participación y la democracia directa. En las próximas elecciones se podría poner en marcha desde ya en municipios de hasta 5.000.
    Otra cosa ha sido el Concejo Abierto. En mi experiencia en un municipio de menos de 100 habitantes en el norte de Burgos, el régimen de Concejo abierto ha sido dificultoso de aplicar, y ha tendido en todo momento a derivar en un asamblearismo mal entendido donde una minoría, perdedora en las urnas, ha usado la Asamblea para paralizar y frenar cualquier iniciativa administrativa o políticas de la Institución (el Ayuntamiento). La aplicación del ROF (Reglamento de Organización y Funcionamiento de las Entidades Locales) exigía la presencia de una tercera parte de los vecinos para dar por válida la constitución de la asamblea. Difícilmente se alcanzaba esta cifra, ni siquiera con los votos delegados; y cuando la parte de los vecinos en contra del alcalde veía que se podía conseguir ese tercio se retiraban de la sala para evitar que se pudiera conformar el quorum necesario, aplicando un boicot típicamente infantiloide.
    Sé que esto es parte de una sociedad poco acostumbrada a procedimientos democráticos, y más en el medio rural con tanto aislamiento social que convierte un acto cotidiano y normal en motivo de batalla campal absurda. Pero circunstancias similares han ocurrido en el resto de pequeños municipios. Muchos municipios han recibido con gran entusiasmo la última modificación electoral que permitía cambiar el sistema de Concejo Abierto por el de una representación de tres concejales incluido el Alcalde en listas abiertas. El panorama ha cambiado. Todo el mundo está representado, el pleno puede tomar decisiones y aplicarlas y, curiosamente, ahora los plenos abiertos están menos visitados que antes. Una pena haber prescindido de este recurso participativo. Pero es una realidad.
    Artículo 140 de vuestra propuesta de reforma constitucional.
    Apartado 2 a) No estoy de acuerdo con limitar la actuación política de los concejales y alcaldes electos en mera administración del municipio. Sí a las listas abiertas y sí a la existencia de Asamblea de vecinos pero unos gobiernan y otros controlan, supervisan y proponen iniciativas populares que pueden y deben someterse a votación. Por lo tanto creo que habría que tratar a estos municipios como tratáis al resto.
    Un saludo
    Jesús Puente Alcaraz (1965). Vecino de la Comarca de las Merindades. Burgos. Doctor en ciencias políticas y de la administración. Político miliciano desde hace años. Entusiasta de la administración local. Seguidor curioso de vuestras propuestas.

    • Javier García dice:

      Mis experiencias asamblearias de concejo abierto en el medio rural aragonés, tan envejecido y despoblado, también son bastante negativas.
      Javier G. alcalde (gestor municipal más bien, sin sueldo ni dietas)

      • Juan Cortizo dice:

        Gracias Javier. También piensas, como Jesús, que es mejor tener un “miniparlamento” de 3 concejales+alcalde y que sean legislativa y ejecutiva al mismo tiempo? Que te parecería si le damos libertad a los pequeños municipios de elegir entre concejo abierto o “miniparlamento”?

        • Javier García dice:

          La posibiidad de elección del sistema debería existir aunque la experiencia que conozco resultara fallida a mi entender. En mi pueblo, que tiene 125 habitantes, ahora trabajamos ahora con un Foro de participación ciudadana con reuniones semestrales; el pleno del Ayuntamiento aprueba unanimemente lo aprobado por el Foro. No es perfecto pero ningún modelo lo es.

  2. Juan Cortizo dice:

    Muchas gracias por compartir tu experiencia. Son puntos muy interesantes y a tener en cuenta. Coincido en que el régimen de Concejo Abierto conlleva implicarse muy activamente en los asuntos del municipio, cosa que no es siempre fácil, y pueda dificultar la toma de decisiones. Asi y todo, pienso que el problema que describes tiene sobre todo que ver con el ROF y no con el régimen en si. En los municipios suizos que yo conozco lo solucionan eliminando el quorum. Deciden los que están presentes. El que no quiera ir a la asamblea tiene que tragar con las consecuencias/decisiones que se tomen. Tal vez se pueda hacer lo mismo en España. Y no te olvides de que también llevamos la Iniciativa Popular y el Referéndum a nivel municipal.

    El art. 140.2a simplemente refleja un principio del que estamos totalmente convencidos: la separación de poderes. Tu mismo lo dices, unos gobiernan y otros controlan. Creo que debe mantenerse la separación de poderes a todos los niveles desde los estatales hasta los municipales.

  3. Francis Aguilar dice:

    Mi gran duda a cerca del político mercenario es:¿ está documentado que este sistema no facilita la participación como político mercenario, al poderoso, el pudiente, el rico, etc y complica esa dedicación al trabajador humilde, por cuenta ajena, con dificultades reales que puedan ponerle sus empleadores, etc.?, osea, que este sistema facilite que sólo una élite se dedique a se mercenario. Siempre he creído que un representante del pueblo, parlamentario, debe estar bien pagado para que sea independiente y no se venda a los intereses del mercado.
    ¿No serían las listas abiertas la garantía de que continúan l@s mejores y no l@s que “chupan” de la política?
    Por otro lado nuestro territorio no es Suiza, somos bastante más grande y se me hace difícil pensar en un buen ejercicio de representación de un mercenario político desde Almería, Cádiz, Lérida o Coruña. Compatibilizar tu trabajo con la defensa de los intereses “de las persona que representas” es lo que ha hecho, por que podía y le interesaba, toda la vida la aristocracia y la burguesía pudiente. El proletariado, el pueblo llano, solo ha podido defender sus intereses cuando el sistema político parlamentario ha igualado y dignificado el salario de tod@s los representantes políticos.
    Entiendo que en los Ayuntamientos, por su tamaño y cercanía, ya se practica el “mercenario político”, y seguramente habría que concretarlo mas, pero en comunidades autónomas y la nación yo prefiero saber que el/la representante de la clase pudiente gana lo mismo que el/la representante de la clase trabajadora, equidad que solo garantiza un salario digno como representante del pueblo que lo ha votado y que se encargará de enmendarle la plana con “otras iniciativas populares que proponéis” y cuando tenga que presentarse otra vez con su bagaje conseguido a las urnas.

    • Juan Cortizo dice:

      En Suiza funciona a la perfección. No solo tienes a los ricos y pudientes en el parlamento. Al contrario, suelen ser campesinos, maestros etc. Los ricos y pudientes en muchos casos prefieren dedicarse en exclusiva a sus negocios porque les aportan más beneficios que si se dedicasen parcialmente a la política.
      En cuanto a la posibilidad “física” de compatibilizar trabajo y labor parlamentaria proponemos que las sesiones parlamentarias se concentren en cuatro periodos ordinarios a lo largo del año que sumados no excedan 6 meses. Así se puede trabajar por ejemplo al 50% y ser parlamentario.

  4. Julio Cordal dice:

    La afirmación de que “El hecho de que personas dependan únicamente de los ingresos de la política … abre las puertajs a la corrupción de mayor o menor envergadura.” me parece una afirmación bastane gratuíta e incorrecta. el que una persona cobre un sueldo digno por su trabajo público, lógicamente disminuirá sus ganas de robar a las arcas públicas. De hecho se produce el fenómeno contrario, las personas que ostentan el poder político, y que tienen intereses externos, dígase empresas o inversiones, suelen legislar y gobernar de manera bastante injusta y arbitraria, tratando de favorecer a estas empresas e inversiones, por eso, porque este es problema ya sabido, se ha creado la ley de incompatibilidades que trata de separar a los políticos de intereses empresariales, es decir, que trata de crear una clase política independiente. Son las dos caras del problema, que aquí no están contempladas, la propuesta, tal como está planteada, llevaría aquí en España, creo yo, a la creación de gobiernos de personas bien posicionadas o directamente ricas, con fuertes intereses económicos y familiares que defender.

    • Daniel Ordás dice:

      Cuidado! Los políticos milicianos NO los proponemos para el gobierno! Solo para el legislativo! En el gobierno que tengan un sueldo muy digno. El miliciano tiene que ser el parlamentario.
      1. para no ser dependiente de de la política. Si tiene su profesion u oficio, puede reciclarse en cualquier momento, sea porque quiera hacer una pausa política, sea por que no es reelegido.
      2. con parlamentarios activos en la vida laboral el parlamento y sus comisiones disponen de expertos en todos los campos (en el parlamento suizo hay muchisimos campesinos, maestros, medicos, trabajadores, abogados, economistas, empresarios, enfermeras…) No hacen falta los ASESORES! Hay expertos en la administración y en el parlamento.

      • Rodrigo dice:

        Incluso en el caso de los legisladores veo imprescindible un régimen de incompatibilidad para impedir que alguien legisle injustamente a favor de sus propios negocios.
        De lo contrario cambiaríamos el régimen actual de expuestos a los lobbies para poner a los lobbistas mismos.

  5. […] reforma incluye también los conceptos de políticos milicianos, listas abiertas y la reforma del senado y del sistema electoral del congreso con escaños […]

    • Rehan dice:

      Actualmente la de Gorriti tienes obras de bahceo que abrieron, no cerraron y no estas sef1alizados los pozos, esta peligrosa de noche en zona Godoy Cruz a Scalabrini Ortiz. Tb es zona que se cruzan muchos peatones distraidos, es zona de paseo y hay mucha gente dando vueltas. saludos y gracias. fabie1n

  6. yunes dice:

    tengo una serie de preguntas a realizaros:
    1- podríais explicarme cómo se eligen a los senadores
    en el sentido que representan al pueblo?
    2- puede ser cualquier ciudadano?
    3- cómo se da a conocer?
    4- pueden repetir legislatura?
    5- sobre el cambio de presidente de ministerio se hará anualmente
    como en suiza?
    6- proponeis un estado federal?
    saludos cordiales

    • Juan Cortizo dice:

      1- Se eligen en listas abiertas en la respectiva Comunidad Autónoma de acuerdo a lo que exponemos.
      2- Puede ser cualquiera que vaya en una lista. Las listas las hacen los partidos, asociaciones, etc. Si Fulanito se quiere presentar a Senador hace una “Lista Fulanito” y ya está. Pero lo lógico es que se presente una lista con 4 candidatos.
      3- No entiendo a que se refiere la pregunta. Cómo se dan a conocer los candidatos, los electos? Los candidatos para darse a conocer tendrán que hacer algún tipo de campaña electoral. Pero no es un tema en el que proponemos algo. Cada lista que se busque la vida como puede y con los apoyos que pueda dentro de la legalidad (la actual o una mejorada a través de una Iniciatica Popular Legislativa).
      4- Si salen elegidos sí. Prefiero a que sean los votantes los que decidan si alguien debe repetir legislatura o no. Pero también se puede contemplar algún límite en la legislación.
      5- En principio me parecería más lógico mantener a al misma persona al cargo del Ministerio de la Presidencia durante una legislatura pero personalmente me da igual. Que lo decidan las Cortes o el mismo Gobierno en un reglamento interno. Te recuerdo que proponemos que se elijan CANDIDATOS a ministro. No personas para un ministerio en concreto. En el primer consejo de ministros se repartirán las carteras entre si.
      6- La reforma del Senado que proponemos parte de una idea federalista. Creo que es lo mejor para el Estado de Autonomías que tenemos. Pero no queremos desarrollar esa idea federalista más allá de la propuesta de reforma de Senado porque es un tema demasiado denso y ya tocamos muchos otros. Y además de introducirse el instrumento de Iniciativa Popular Constitucional se pueden promover y plantear al pueblo preguntas del tipo: estado federal o estado centralizado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>