Listas Abiertas

Problema:

En la actualidad las listas que se presentan a las elecciones legislativas (salvo las del Senado) son listas cerradas. Las confeccionan personas del aparato de los partidos o, en el mejor de los casos, las eligen más o menos democráticamente los militantes o sus delegados. De este modo los candidatos se deben a las estructuras del partido y los ciudadanos no pueden decidir cuál de los candidatos desean que les represente, sino que se ven obligados a decidirse por una lista o abstenerse.

Propuesta:

Para que el ciudadano pueda decidir libremente quien desea que sean que sean sus representantes hay que ofrecerle tres opciones:

1 Elección de una lista sin modificar “el Menú”

El ciudadano puede elegir una de las listas que se presenten. Estas listas serán confeccionadas por los partidos y asociación de acuerdo a su criterio. (Esta es la única opción que tienen hoy los ciudadanos españoles a la hora de elegir a sus representantes.)

2 Modificar una de las listas presentadas “A la carta”

El ciudadano elige una lista y la modifica. Para ello puede tachar a aquellos candidatos que no desee votar. Además puede acumular el nombre de los candidatos hasta dos veces o añadir el nombre de candidatos que se presenten en otras listas. Como mucho se podrán poner tantos nombres como escaños se reparten en la circunscripción y cada nombre solo podrá aparecer dos veces en la lista.

3 Crear una lista propia “el Buffet”

Aparte de las listas propuestas por los partidos, el ciudadano recibirá una papeleta vacía en la cual puede confeccionar la lista con los nombres de los candidatos que desee. Como mucho, se podrán poner tantos nombres como escaños se reparten en la circunscripción y cada nombre solo podrá aparecer dos veces en la lista.

A la hora del recuento, se sumarán los votos que hayan obtenido los candidatos a título personal independientemente de la lista en la cual figuren (Votos Personales) y la suma de los votos que todos los candidatos de una lista hayan obtenido (Votos de Listas). Si un candidato fuese tachado de una lista sin que el votante reemplace su nombre por el de otro candidato mediante el método de acumular o añadir, esa plaza vacante se considerará también como Voto de Lista. Los Votos de Lista deciden cuantos escaños recibe cada lista, y los Votos Personales deciden el orden en el que se reparten los escaños dentro de la lista.

Repercusión:

Gracias a las listas abiertas, se cribarán los candidatos según su conducta o la preferencia de los ciudadanos. Por un lado se abstendrán de presentarse aquellos políticos que se vean involucrados en casos de corrupción y, si no se abstuviesen, los ciudadanos pueden decidir si los votan o no. Además se evita el clientelismo dentro de los partidos.

¿Cómo implementar la propuesta?

Para introducir las listas abiertas no es necesario modificar la Constitución, ya que el articulo 68.1 prevé : “El Congreso se compone de un mínimo de 300 y un máximo de 400 Diputados, elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, en los términos que establezca la ley.” Esto significa, que para implementar el sistema de listas abiertas solo es necesario reformar la ley electoral. Aun así sería sensato introducir esta nueva medida en la reforma constitucional, modificando los artículos 68.1, 69.2, 98.2, 140.

pdficon_largeConstitución Española según Reforma13

10 Responsesso far.

  1. Gonzalo dice:

    Me parece que la forma mas sencilla es, que cada agrupación presente su lista de candidatos en orden alfabético, numerados correlativamente y que cada candidato tenga su casilla para marcar, es decir se marca con una “X” al candidato elegido, que es mas sencillo que tachar a los que no quiero. En el conteo de los votos, se ordenan de mayor a menor, según el número de votos obtenidos. Ya está. Con respecto a los candidatos, no me parece que la ley permita imputados, eso se debería cambiar en el código penal, ya que habrá gente que no se entera quien está imputado. Nuevamente insisto, el número entre 300 a 400 diputados, me parece excesivo, yo lo expresaría al 50%, es decir mínimo 150 máximo 200, por ejemplo.

    • Juan Cortizo dice:

      No hay que confundir exceso de políticos con exceso de gasto político. Ahora lo que tenemos es exceso de gasto político. Eso lo reducimos gracias a la propuesta de políticos milicianos. Y para que sea posible compaginar política y profesión/oficio es necesario mantener un número adecuado de escaños. Se repartirá mejor la carga de trabajo. Además reduciento el número de parlamentarios se dificulta una representación fehaciente de los ciudadanos. La mayoría de leyes debe de ser tramitada en parlamento. Es imposible someter todo a votación popular por lo tanto el parlamento debe de tener una representación fehaciente.
      En cuanto a la logística de listas abiertas tu propuesta me parece bien pero no podrías favorecer a la misma persona 2 veces. No obstante lo importante no es la logística en si, es poder decidir quién nos representa sin tener que escoger una u otra lista cerrada.

    • Adolfo dice:

      Un mínimo detallejo: lo del orden alfabético. En Australia se hizo algo así hace mucho tiempo y sucedía que los votantes, digamos, “poco esforzados”, marcaban directamente al primero de la lista, sin más. Y aunque ese fenómeno era bastante limitado, la consecuencia fue que los candidatos con apellidos que empezaban por “A” salían ligeramente favorecidos (hubo un montón de “Aaronson”) y las facciones partidarias buscaban presentar candidatos que empezaran por “A”. Al final se decidió sustituir el orden alfabético por un orden aleatorio por sorteo en la junta electoral.

      Por lo demás, también estoy de acuerdo en que resulta más sencillo como tú dices: en Dinamarca se puede votar a un candidato, o votar al partido directamente (si no tiene preferencia por ningún miembro de la lista). En el reparto, se hace como en la propuesta de Reforma13.

  2. Un minimo de 150 a 200 me parece bien,i ademas que cada ciudadano que quiera votar vaya a registrarse personalmente a la oficina del censo electoral,en Gringolandia se lo montan asi i parece que no les va mal…

  3. Blanca de Andres dice:

    Me podríais explicar un poco mas como es lo de que si borro un candidato de una lista X y no lo sustituyo por nadie estoy dando un voto a esa lista, cuando en teoría eso debería ser un voto de castigo a la lista x y parece que de esta manera le doy un voto de lista.

    • Daniel Ordás dice:

      Hola Blanca

      La posibilidad de elegir una lista y borrar a un candidato no es para „castigar“ a esa lista, en todo caso es para „castigar“ a ese candidato. También puede ser, que simplemente te parezca mejor otro.
      Si eliges una lista se supone que es porque esa lista te gusta.
      Si no quieres votar a una lista, lo que puedes hacer es coger la “papeleta vacía” y escribir los nombres de los candidatos que te gusten. De ese modo ellos obtienen los Votos Personales y sus listas reciben solo un Voto de Lista por cada vez que menciones a un candidato de su lista en la papeleta vacía.

      Sé que suena complicado, pero no lo es.
      En la opción “Menú” tú le das todos los Votos de Lista a la lista que votas (número de escaños que haya en esa circunscripción). Los candidatos solo reciben un Voto Personal.
      En la opción “a la carta” tú le das todos los Votos de Lista a la lista que votas, salvo aquellos renglones en los que introduces a candidatos de otras listas (esos Votos de Lista van a la lista por la que se presenta el candidato). Los candidatos reciben un Voto Personal por cada vez que los mencionas, sean de esa lista o no. Los “espacios vacíos” son Votos de Lista para la lista que tú has elegido, pero no dan Voto Personal a nadie.
      En la opción “Buffet” cada candidato recibe un Voto Personal por cada vez que lo mencionas y su lista recibe un Voto de Lista por cada vez que mencionas a un candidato de su lista en la papeleta vacía.

      Esto se hace así, para determinar primero que lista obtiene los escaños y luego quien de la lista los obtiene. Las listas la pueden presentar partidos o asociaciones (es lo más frecuente) o comisiones ad hoc o incluso listas individuales.

  4. […] reforma incluye también los conceptos de políticos milicianos, listas abiertas y la reforma del senado y del sistema electoral del congreso con escaños […]

  5. Jose dice:

    Tengo algunas dudas sobre el método propuesto.
    ¿Qué pasa con los empates dentro de una lista?
    ¿Cómo se definirían las circunscripciones, por distritos electorales o por provincias?
    Yo vería mejor una lista única por circunscripción, conteniendo los nombres de todos los candidatos que se presentan en esa circunscripción. Los votantes deberían elegir un número de nombres de esa lista igual al número de escaños de esa circunscripción y ordenarlos por preferencia. Se asignarían escaños a los candidatos que hayan aparecido en mas papeletas. En caso de empate recibiría el escaño el candidato con menor números de posición acumulada.

  6. Mi propuesta en milandelgado.blogspot.com.es/2012/10/propuesta-reforma-electoral.html?=0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>