• Análisis de las elecciones al Bundestag alemán del 22 de septiembre y de la Votaciones Populares en Suiza

    Dos votaciones en dos democracias muy distintas

    El domingo 22 de septiembre se celebraron elecciones al parlamento alemán y al mismo tiempo en Suiza se celebraban 3 Votaciones Populares federales y más de 20 cantonales.

     

    La cuestión:

    En Alemania los ciudadanos solo pudieron elegir a su candidato de distrito con su primer voto (Erststimme) y al partido que desean con su segundo voto (Zweitstimme). Los ciudadanos alemanes no han podido decidir quién quieren que los gobierne, ni sobre todo que política concreta desean.

    En Suiza Los ciudadanos tenían que decidir sobre 3 cuestiones concretas (1 Iniciativa, 2 Referendos):

    – ¿Queréis que la defensa del país siga dependiendo de un ejército miliciano con servicio militar obligatorio y preferís un ejército de voluntarios?

    – ¿Aprobáis la nueva ley de epidemias (traspasar varias competencias en cuestiones de emergencias sanitarias de los cantones a la Confederación?

    – ¿Queréis modificar la ley del trabajo para que las gasolineras grandes puedan vender todos sus productos por las noches?

     

    El resultado:

    En Alemania los ciudadanos repartieron sus votos de la siguiente manera:

    Union (Democratacristianos)  41.5%

    SPD (Socialdemócratas)           25.7%

    Linke (Izquierda)                         8.6%

    Grüne (Verdes)                             8.4%

    FDP (Liberales)                            4.8%

    AfP (Euroescepticos)                   4.7%

     

    En Suiza los ciudadanos decidieron lo siguiente:

    – 73.2% rechazan la abolición el servicio militar obligatorio. Al tratarse de una Iniciativa no hubiera bastado con la aprobación de los ciudadanos sino que hubiera sido necesaria la aprobación de la mayoría de los cantones. En este caso el resultado es clarísimo, casi tres cuartas partes de los ciudadanos han dicho que NO al ejército voluntario y todos los cantones han dicho que no, de modo que queda rechazada la Iniciativa y el servicio militar sigue siendo obligatorio.

    – 60% de los ciudadanos han respaldado la ley de epidemias que proponían el Gobierno y el Parlamento. Solo ha sido rechazada en los cantones Uri, Schwyz, Appenzell Innerrhoden y Appenzell Ausserrhoden. La aprobación de los cantones no era necesaria, ya que se trataba de un Referéndum y no de una Iniciativa Popular. De todos modos tiene una amplia mayoría, tanto ciudadana como cantonal.

    – 55.8% de los ciudadanos han respaldado la reforma de la ley del trabajo que proponían el Gobierno y el Parlamento para liberalizar los horarios de apertura de las gasolineras en ejes de tráfico importantes.

     

    Conclusión:

    En Alemania nada está claro.

    – Gobernará una canciller que solo tiene el apoyo del 41.5% del 71.5% de los alemanes que votaron.

    – Faltó muy poco para que sin la mayoría de los votos hubiera recibido una mayoría absoluta de los escaños.

    – Los que votaron a FDP 4.8%, AfD 4.7%, Piratas 2.2% y otros varios 4.0% suman 15.7% de los electores y podrían haber depositado su papeleta en una papelera o reciclarla que es mucho más ecológico.

    – Ningún alemán pudo decidir quién quiere que le gobierne.

    – Muchos votaron CDU para que no gobierne el SPD y ahora el CDU le ofrece al SPD que gobierne con ellos. Hay quien votó al SPD para que haya un gobierno de izquierdas y evitar el gobierno Merkel y ahora están a las puertas de una “Grosse Koalition” (gran coalición CDU/SPD).

    – Los que votaron a los verdes ahora no saben si traicionar al SPD y meterse en una coalición con el CDU o dejar al SPD que se estrelle en la gran coalición como le pasó en la última legislatura.

    – Los euroescépticos no existen porque no entraron en el parlamento.

    – En Alemania ya no existe la tendencia liberal de Heuss, Scheel y Gentscher, sin los que no sería pensable la República Federal Alemana que todos conocemos.

    – El SPD, para decidir si le conviene entrar en una gran coalición o no, tiene que decidirlo con vista a las próximas elecciones de dentro de cuatro años.

    – Nadie sabe qué ha votado, porque el programa de gobierno se decide ahora, según la coalición que salga y se va cambiando sobre la marcha según el desarrollo de la economía y del entorno internacional.

    – Los partidos que hoy aún son posibles aliados de gobierno, mañana serán férreos enemigos según a quien elija la novia.

    – Los ciudadanos se despiden de las urnas hasta dentro de 4 años y dejan a merced de sus políticos el destino de su país.

     

    En Suiza hay gente de derechas que dijo que sí y gente de derechas que dijo que no a la 3 votaciones populares igualmente hubo gente que dijo que sí y que no en la izquierda. Yo he coincidido con mi mujer en 3 de las 6 votaciones (en mi cantón había 3 más) y con mi secretaria en 1 de 3 federales. A nivel federal he apoyado la posición de mi partido en 2 de las 3 votaciones. Yo he ganado en 4 de 6 votaciones y asumo perfectamente el resultado de la 2 que he perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>